Paloma, 31, periodista

La particular belleza de Madrid

Paloma es periodista, especializada en belleza. Quedamos en Malasaña para conocer su Madrid y descubrir si Madrid se ha vuelto más o menos bello en los últimos años.

-¿Siempre has vivido en Madrid?
-Nacida en Madrid, pero me fui me joven…

-¿Te consideras gata?
-No, me considero de ese punto intermedio que ni de aqui ni de alli. La familia de mi padre es de Madrid y la de mi madre es de Galicia. Al final el matriarcado gallego pesó mucho más.

-Y volviste a Madrid…
-En el 99, para estudiar COU, en un instituto como por Arturo Soria, y luego ya Periodismo en la Complutense, con un año de Erasmus en Lisboa. Más tarde empecé a trabajar con una beca en el teletexto durante un año…

-¡Me parece super romántico!
-Cuando tienes que picar toda la cartelera los viernes te parece mucho menos. Todos los cines de Madrid los metía en el Teletexto, así que imagínate. Ahí empecé también a trabajar en temas de moda y belleza, lo que era fácil porque todo el mundo quería los temas típicos, como la Fórmula 1. Más tarde hice un Master, conocí al redactor jefe de Esquire, trabajé en Harper’s Bazaar cuando abrieron en España y desde aquella he trabajado siempre en temas relacionados con la belleza: es un sector que está tratado de manera muy superficial pero que hay mucho por contar. Hay mucho más que el ‘esto huele a rosas’.

-Dicen que con la crisis se venden más barras de labios, pero en las ciudades… ¿crees que sucede igual? Yo tengo la sensación de que Madrid se ha vuelto una ciudad más sucia y gris.
-Mi bisabuelo, que era madrileño, tenía un dicho: “el día que acaben las obras en Madrid va a quedar muy bonito”, y seguimos en ésas.

-¿Por qué Madrid y no otra ciudad?
-Básicamente porque todas las editoriales están aquí, es más fácil trabajar. Esta ciudad no es muy grande, es cómoda y manejable para una persona que se pierde con cierta frecuencia.

-Si tuvieses que venderle Madrid a alguien, ¿qué es lo que más te gusta?
-Empezaría a lanzar tópicos: la gente es muy maja, puedes hacer amigos en un bar, que serán amigos para siempre…al final lo que me he encontrado en Madrid es una ciudad con mucha oferta cultural pero también mucha gente con la que hacerlas. Yo llegué con 16 años y aún conservo amigos de aquellos años.

-Si me tuvieses que contar el último sitio que te ha sorprendido en Madrid…
-El último que me impactó fue Crucina, de cocina crudivegana, entre Noviciado y Tribunal. Todo en su carta es crudo o cocinado a menos de 40 grados, deshidratado. Además usando ingredientes distintos, por ejemplo tienen lasaña con ingredientes que nunca tendría una lasaña, como experiencia merece la pena probarlo.

Cuestionario

Dónde comer en Madrid: La Barraca, en la Calle de la Reina. Una paella increíble.

Dónde disfrutar de Madrid: En las fiestas de San Antonio de La Florida.

Dónde desconectar de Madrid: En el aeropuerto. Cogiéndote un avión para irte a cualquier sitio.

Un barrio de Madrid: Me gusta mucho San Bernardo, viví allí una época y parece que todo está cerca, además es todo bastante tranquilo, lo cual es genial estando en el centro.

Un consejo a alguien que no conoce Madrid: Que se deje llevar. Siempre hay alguna parada cerca para volver.

También te interesará

Déjanos tu e-mail para avisar de nuevas e interesantes conversaciones en El Madrid De: