Alberto, 37, consultor

A las tres se cierra todo

Conozco a Alberto desde hace muchos años: muchos conciertos, discos e instantes compartidos que han hecho que una de las primeras entrevistas de ElMadrid.de fuese la suya. Porque creo que nuestro Madrid es, en cierta manera, parecido. Quedamos para tomar algo en La Revoltosa, una genial (y concurrida) terraza ahora que llega el buen tiempo a Madrid. Qué mejor plan que unas cañas y una conversación animada sobre la escena cultural y de ocio en Madrid.

– ¿Desde cuándo vives en Madrid?
– Pues desde 2008, 6 años ya.

– ¿Por qué te trasladaste a Madrid?
– Lo cierto es que por trabajo y porque estaba cansado de vivir en mi anterior ciudad (Salamanca), se me quedaba pequeña.

– ¿Siempre has vivido aquí en el mismo barrio?
– Empecé viviendo en Puerta de Hierro y luego ya bajé al Barrio de las Letras, donde he vivido en dos sitios diferentes.

– ¿Por qué el barrio de las Letras?
– Porque está en el centro, me gusta porque es un ambiente que no parece el de una ciudad grande pero en cambio está al lado de las zonas de salir, del centro y en definitiva me ahorro bastante en taxis y metros cuando salgo de fiesta.

– Me contabas que habías vivido dos veces en el barrio de las Letras, ¿notas cierta gentrificación en el barrio?
– Bueno, ahora vivo cerca de mi anterior casa, pero no creo que el barrio se haya vuelto turístico: está en el centro y está menos masificado que Malasaña, gente más normal y variada, es distinto, hay un poco de todo pero no creo que se haya vuelto incómodo. Lo único que sigue sin gustarme del barrio son dos temas: en primer lugar la calle Huertas, por las noches tiene ese rollo de copas baratas y de mala calidad que no lleva a ninguna parte. El otro problema es que vives cerca del Congreso de los Diputados, así que muchas veces me ha tocado dar muchos rodeos por manifestaciones e historias. Desde el 15-M la situación en el barrio es de vez en cuando complicada, y como alguna gente no sabe protestar o manifestarse educadamente se lía y afecta a todos los vecinos, porque no puedes ir ni caminando por la calle Atocha. A veces se hace difícil.

– ¿Cuándo sales, sales por el barrio de las Letras también?
– Depende, suelo salir por ahí, por Malasaña, a veces por La Latina y a veces por Lavapiés, según el ambiente, no tengo una zona fija. Destacaría más la zona de Malasaña que mi barrio, aunque si es de cañas salgo más por el barrio de las Letras.

– De Malasaña de fiesta, ¿tienes algún bar fijo porque te mole, donde siempre te encontremos?
– No soy mucho de bares fijos, pero últimamente me molan mucho el Madklyn…

– …aunque la leyenda cuente que no dejan sonar allí a Los Planetas.
– Aunque no dejen poner a Los Planetas, es cierto, es curioso. También al Sideral, a veces también a la antigua Nasti, que la nueva no me mola mucho, al Freeway, al Tupper, al Picnic, al Passenger…

– Y en estos seis años, ¿has notado cambios en los bares por donde sueles salir?
– Yo creo que sí se ha notado un cambio a peor, no por la gente sino por el tema del Ayuntamiento. Aparte de la subida de precios de conciertos por el IVA y demás, es verdad que han cerrado muchos locales, otros los han cambiado y en general todo se ve, no muerto, pero quizá más apagado en temas como la música, donde envidio un poco a Barcelona.

– Pero luego en Madrid han abierto también bares nuevos como el Madklyn…
– Sí, pero en el sitio del Madklyn ya había un bar antes que estaba muy bien, el Garaje Sónico. Por ejemplo cuando sales de cañas hay mucho control si por ejemplo sales a la puerta a tomarte la caña echándote un cigarro. Es tremendo.

– ¿Y no crees que en Barcelona sea así también?
– Yo creo que en Barcelona tienen más libertad y, por ejemplo, allí preparan festivales en plazas más centrales y parques, y ahora mismo en Madrid eso es impensable. En cuanto a música tienen las fiestas de la Mercé, o el picnic en los bares de electrónica, las fiestas de Gracia… aquí en Madrid es impensable. Antes había festivales como el Festimad pero ahora hay conciertos en las Vistillas que son conciertos más clásicos y distintos, en absoluto me parece comparable. Barcelona tiene mejor oferta cultural que Madrid.

– ¿Crees que tiene ello que ver quizá con el estilo imperante en este momento? Que haya una movida distinta en Barcelona que en Madrid…
– Madrid tiene su escena y no creo que todo suceda en Barcelona, la escena de Madrid no tiene nada que envidiar a Barcelona. Pero parte de los organismos oficiales apoyan mucho más en Barcelona a la cultura y están más abiertos, no creo que sea problema de la gente. Madrid ha perdido mucho turismo y vienen menos extranjeros, no sé si influído por ésto pero puede ser una posibilidad. Pero de momento no cambio Madrid por Barcelona, aunque en Barcelona me sienta muy a gusto y a veces en Madrid me agobien muchas cosas, como que en un Día de la Música te echen a las 2 de la mañana, cuando allí no molesta a nadie un concierto. Y bueno, aunque haya pasado lo del Madrid Arena por culpa de un empresario, son cosas a evitar y lo cierto es que a los festivales a los que yo he ido la gente es bastante responsable, por lo que al final pagan justos por pecadores.

– Y, aún pese a todo, me dices que sigues prefiriendo Madrid a Barcelona. ¿Por qué?
– Ahora mismo, no me planteo cambiar: porque tengo mi vida hecha, estoy cerca de Salamanca, mi ciudad…si me tuviera que ir me iría, igual que me iría a cualquier sitio, pero estoy bien aquí.

Cuestionario

Dónde comer en Madrid: En la Trattoria Pulcinella.

Dónde disfrutar de Madrid: De vermús por La Latina.

Dónde desconectar de Madrid: En mi pueblo, San Pedro de Rozados (Salamanca).

Un barrio de Madrid: El barrio de las Letras. Por sus bares.

Un consejo a alguien que no conoce Madrid: Que es preferible pagar un poco más y vivir cerca del trabajo que pagar menos y quitarte salud con el transporte y los atascos.

También te interesará

Déjanos tu e-mail para avisar de nuevas e interesantes conversaciones en El Madrid De: